En Nueva Esperanza inició un curso para prevenir la violencia de género

El 23 de septiembre de 2020 inició el proceso de empoderamiento de 20 mujeres en el barrio Nueva Esperanza en Atacames. El proyecto “Mujeres Rurales y Gestión Local sin Violencia Basada en Género” es financiado gracias a la Diputación de Málaga en España y a Fundación Raíz Ecuador. Su ejecución depende de la organización Paz y Desarrollo en articulación con el proyecto Casitas Emergentes de Bambú (CAEMBA) y la Fundación Lunita Lunera.  

Este es el segundo curso de oficios profesionales que se desarrollará en la Casa de Emprendimiento de la Mujer del barrio Nueva Esperanza en Atacames. Durante seis meses se impartirá un curso de peluquería y estética, para construir capacidades y fomentar la independencia financiera de las 20 mujeres. En el curso también se impartirán contenidos en materia de Derechos Humanos y educación financiera con perspectiva feminista. 

Inauguración del curso

En este vídeo pueden ver los detalles del día inaugural. 

El día de la inauguración del curso, María Elena Alconchel, de Paz y Desarrollo, se dirigió en tono optimista y motivador a las mujeres: “Ustedes son mujeres constructoras, con sueños y valientes. Sabemos las situaciones complicadas que tienen en el barrio, en la casa y a nivel personal. Podemos ir superando estas dificultades con herramientas y metodología para prevenir la violencia”, manifestó. 

Por su lado, Falete, de Lunita Lunera señaló que “tendrán formación en temas de derechos humanos, respuestas a la violencia basada en género y sobre cómo tener incidencia comunitaria”.

Carlos Cagua, promotor comunitario, dijo que a lo largo del curso, las mujeres recibirán educación financiera desde la perspectiva feminista, “para que las beneficiarias conozcan cómo administrar el dinero generado con el trabajo que van a tener”. 

Alconchel agregó que las mujeres “por un lado van a ser promotoras comunitarias para tener barrios y hogares libres de violencia. También somos conscientes de la importancia del proceso productivo porque si no hay de dónde comer y salir adelante, es difícil trabajar en este proceso en el barrio”.

La lideresa comunitaria Jina Márquez mostró su apoyo ante este nuevo curso. “Esperamos que con este proyecto podamos aprovechar para no estar en la casa sin hacer nada. Esto nos servirá para tener un apoyo económico y de esta manera proyectarnos”, señaló. 

Renace Nueva Esperanza

De esta forma, renace la esperanza para 20 mujeres dispuestas a cambiar su vida y la de sus familias. No tienen miedo a los nuevos retos y están dispuestas a aprender nuevos contenidos que les servirán para modificar sus patrones de vida, envueltos en la violencia intrafamiliar y que son repetidos de generación en generación. 

A partir de ahora, ellas tienen la oportunidad de construir capacidades y medios de vida sostenibles, gracias a un oficio que les permitirá sacar adelante a sus familias, abrir horizontes que les brinden seguridad, aceptación en su entorno social, familiar y cultural en el que conviven cotidianamente.

Fundación Raíz Ecuador y CAEMBA agradecen la participación y trabajo de las organizaciones previamente mencionadas, que hacen posible la ejecución de este curso integral.

 

 

EnglishFrançaisDeutschEspañol